Testimonio de Franco

Franco

Hola soy Melissa mama de Franco Almenarez. Con mi pareja planificamos ser padres y no se hizo esperar; al mes de buscar quede embarazada! Al ser padres primerizos estábamos con ese constante asombro con cada semana que pasaba, la ansiedad de que llegara el momento de nacer era cada vez más intensa…. y el día llego! Fueron 3 días de inducción y fuimos a cesárea, anestesia general porque teníala presión alta y un 1 de octubre de 2013 nació mi gran amor FRANCO, ese día pase por todos los sentimientos: alegría, felicidad extrema, y luego sentir que me moría….

Me desperté de la anestesia y franco no estaba, tuvo unos problemas al nacer y lo estaban atendiendo.

Yo aun con el efecto de la anestesia no entendía lo que decía mi pareja, quédate tranqui ya lo van a traer…

Franco nunca vino a sala conmigo, al final fue una doctora la que vino a la habitación a explicarme lo que le pasaba a mi bebé, nació con TGA y quedo con una insuficiencia en su válvula aorta, una cardiopatía congénita.

Cuando nos empezó a explicar pero lo único que quedo en mi cabeza fue esa palabra cardiopatía congénita! Me derrumbe y llore como nunca antes en mi vida, nos abrazamos con mi pareja y solo lloramos por un largo rato. Mi hijo era lo más hermoso que vi en mi vida y por él tenía que sacar las fuerzas de donde no tenía, mi prioridad desde ese momento era luchar por mi pequeño.

Al otro día muy temprano pude conocerlo y tenerlo en mis brazos! No lo quería soltar más. Quería que en ese momento el mundo se detuviera y solo estuviéramos los tres para amarnos.

Los días pasaron y el día temido llego, su operación no podía esperar así que muy temprano fuimos a darle nuestro amor como siempre y nuestro corazón estaba con él, nos hicimos fuertes, y nos despedimos de Franco. Y en ese instante el miedo, temor, impotencia, y la angustia nos sumergió! Y las lágrimas se apoderaron de nosotros, las hs más largas de nuestras vidas.

Nos llamaron para avisarnos que la operación había sido todo un éxito y ahí nos desplomamos entre llanto y alegría!

Después esperar su evolución y solo eso esperar, todo estaba bien! Hasta que a las 72hs de la operación nos llaman que se complico el post operatorio. Los doctores del ICI pudieron estabilizarlo pero las noticias no eran alentadoras.

Palabras como bajaron presiones, hizo un edema pulmonar, no está orinando, encontramos un pequeño derrame en una parte de su cerebro, empezaron a destruir nuestras esperanzas. Así pasaron horas, días y el gordo no reaccionaba a la medicación. Estábamos luchando contra viento y marea pero solo dependía de Franco.

Cuando estábamos con el nuestro amor se multiplicaba, siempre le repetíamos un día menos para que estemos los tres juntos, anhelábamos ese día en que nos dieran el alta e irnos a casa. Y así fue como seguimos día a día luchándola hasta que ese parte médico cambiara y mi hijo diera ese milagro!

Y así fue! Aun no lo puedo explicar, a la noche nos fuimos y a la mañana siguiente cuando volvimos estaba en intermedio tomando su leche en la mema! Y la historia dio otro giro, el giro que tanto desee que tanto soñamos, que tanto pedimos!

Nuestro milagro se llama Franco! Y hoy mi guerrero va a cumplir sus dos años, mi guerrero peleo su mayor batalla y la gano! Mi hijo lucho por salir y lo logro! Atrás quedaron las angustias, las tristezas, los días y noches llorando. Hoy disfruto cada día, sus risas, sus travesuras, sus miradas cómplices , amo escuchar su voz, amo cada cicatriz que esa batalla le dejo porque me hacen amarlo más.

Porque tengo a lo que más desee en mi vida a mi lado! Y seguiremos dando batalla! Por que sin ninguna duda si se puede vivir con un corazón diferente!!!!!!!